CÓMO AYUDA 

WINSHUTTLE A USUARIOS DE SAP

SOLICITA NUESTRA PRUEBA DE CONCEPTO GRATUITA

Se estima que en 2020 habrá cuatro veces más dispositivos conectados a Internet que personas.

Algunos estudios cifran el impacto de los avances en tecnologías IoT en unos 344.000 millones de dólares adicionales en términos de ingresos y de unos 177.000 millones de dólares en ahorros en costes

INTERNET DE LAS COSAS (IOT)

POR WINSHUTTLE STAFF BLOGGER EL 01 DE SEPTIEMBRE DE 2015

El término “Internet de las cosas” o IoT, por sus siglas en inglés, fue acuñado por el emprendedor británico Kevin Ashton, cofundador del Auto-ID Center del MIT, durante una presentación que enlazaba la idea de identificación por radiofrecuencia (RFID) en la cadena de suministro con el mundo de Internet. “Si tuviéramos equipos que supieran todo lo que hay que saber acerca de las cosas, a partir de datos recopilados sin nuestra ayuda, seríamos capaces de monitorizar y contar todo, y reducir así considerablemente los costes, los desperdicios y las pérdidas.”
El IoT se ha convertido en una fuerza poderosa para la transformación de negocios, y su enorme impacto afectará en los próximos años a todos los sectores y todas las áreas de la sociedad. Existen enormes redes de objetos físicos dedicados (cosas) que incorporan tecnología para detectar o interactuar con su estado interno o medio externo. Según Gartner, había 3700 millones de “cosas” conectadas en uso en 2014 y esa cifra se elevará hasta los 4900 millones en 2015. Las aplicaciones de consumo serán las encargadas de impulsar el número de objetos conectados (casi 3000 millones de cosas conectadas en 2015), mientras que serán las empresas las que se beneficiarán de la mayor parte de los ingresos.

Muchos analistas especulan que el número de dispositivos conectados podría ser más de 50 mil millones en 2020, cambiando para siempre la forma en que todo el mundo hace negocios. El impacto económico del Internet de las cosas podría alcanzar cifras de billones de dólares, y afectar al 50% de las industrias del mundo.
Desafíos para los sistemas ERP
Uno de los principales retos del Internet de las cosas para los sistemas ERP es que se producirá un drástico aumento de la cantidad de datos en el sistema. Sin embargo, los datos en bruto resultan inútiles cuando no se puede analizar. El IoT es muy potente en cuanto a recopilación de datos, pero de momento no pasa de ahí, por lo que la optimización de procesos será más importante que nunca para poder asimilar y convertir todos estos datos en valor añadido.

El Internet de las Cosas y sus aplicaciones en la sociedad.

POR DIARIO DIGITALRD EL 18 DE FEBRERO DE 2020

Es muy frecuente que cuando hablamos del Internet de las Cosas, el tema sea relacionado directamente al individuo. Se menciona, por ejemplo, la enorme cantidad de dispositivos que se encuentran o encontrarán en poco tiempo en el hogar y que están interconectados, intercambiando información entre sí y compartiéndola con autoridades, especialistas, fabricantes y proveedores de servicios suministrando datos muy importantes acerca de las necesidades, gustos y actividades del usuario para ofrecer soluciones que simplifiquen su vida.

Sin embargo, y aunque existen algunos artículos que hablan sobre la presencia cada vez más inminente del Internet de las Cosas en asuntos más amplios y complejos que involucran a ciudades enteras, ciertamente no se le ha dado el peso que tiene; sobre todo, cuando los riesgos en la seguridad de los sistemas y procesos podrían comprometer no sólo el funcionamiento de servicios básicos para la población, sino también afectar seriamente la vida de las personas.

Para ofrecer una idea sobre las aplicaciones que el Internet de las Cosas tiene en una ciudad, se pueden mencionar las siguientes:
 

Salud

Para complementar a la teleasistencia, ahora se tienen la capacidad de monitoreo dentro y fuera del hospital. Alertas sobre datos específicos del paciente, ya sean, ritmo cardíaco, niveles de glucosa en sangre, presión arterial, temperatura y otros datos vitales.
 

Monitoreo de tráfico

Aplicación bien conocida por los usuarios y que ya cuenta con un buen entendimiento sobre sus beneficios. De hecho, en estos momentos, todo aquel que utiliza una aplicación en su auto o teléfono inteligente que involucre el GPS está haciendo uso de datos de otros usuarios para hacer más eficientes los recorridos por la ciudad o carreteras. Las ciudades ya comienzan a recolectar este tipo de datos mediante el internet de las cosas para mejorar las vialidades.

Agricultura

Importantes avances sobre el conocimiento exacto y en tiempo real del estado en el que se encuentran los suelos. Datos como acidez, nutrientes, temperatura, clima y otros químicos, ayudan a tener la certeza sobre tiempos de siembra y cosecha, asegurando el mayor aprovechamiento en el cultivo de alimentos básicos para la humanidad.


Sector energético

Establece un intercambio de datos entre los medidores y el departamento de análisis de datos del proveedor de servicios de energía eléctrica, facilitando la detección oportuna de fallas en el sistema, hábitos de consumo y necesidades de mantenimiento. El ahorro de energía es clave en las ciudades.

Sistema de suministro de agua
 

Al igual que en el sector energético, el conocimiento y el intercambio de datos sobre las características en el consumo de la sociedad, es vital para el ahorro del líquido que cada vez es más difícil proveer a las grandes urbes. El usuario puede controlar su propio consumo cuando tiene los datos a través de un sitio web y detectar posibles fugas o averías; por su parte, el órgano regulador de agua potable en la ciudad cuenta con información precisa para llevar a cabo grandes ahorros y evitar desabasto en amplios sectores de la población. Racionamiento, tratamiento de aguas residuales, distribución y mantenimiento, se encuentran en la parte más alta de las prioridades de estos sistemas.

VENTAJAS DEL INTERNET DE LAS COSAS.

Gracias a la tecnología, en esta nueva sociedad digital que se nos presenta, la comunicación con el entorno será la clave para que funcionemos. Pero además de hablar con nuestras zapatillas inteligentes para que nos monitoricen cuando salimos a correr, podremos también comunicarnos con personas de todo el mundo con las que compartiremos ejercicios de entrenamiento o nuestros tiempos y mejoras en carrera. Esta es una de las ventajas del Internet de las Cosas más importantes. La información estará al alcance de cualquiera que quiera hacerse con ella, en la mayor biblioteca del mundo: la nube digital.

Otra de las ventajas del Internet de las Cosas También en la información en sí tendremos la posibilidad de comparar puntos de vista, porque sobre cualquier noticia tendremos la versión de todas las personas que quieran compartirla. Así se evita el filtro de la manipulación mediática. El software libre y las herramientas colaborativas conforman redes de sinergias que conectan el mundo entero en plataformas de información. Estamos siempre al día, sabemos que ha habido un terremoto en la otra parte del mundo casi en el mismo instante en el que se produce.

CASOS 

DE

ÉXITO